Diferencias entre mamoplastia y mastopexia

Diferencias entre mamoplastia y mastopexia

 

La cirugía de aumento de pecho, conocida también como mamoplastia, es la operación estética más demandada en nuestro país. Esta técnica busca aumentar el tamaño de las mamas de la mujer con el objetivo de mejorar su aspecto. Si tienes un pecho excesivamente plano, quieres equilibrar el peso de ambos senos o mejorar su apariencia después de un embarazo o de cualquier alteración que haya sufrido tu cuerpo, con esta intervención conseguirás quitarte todos los complejos y sentirte más a gusto contigo misma.

La mamoplastia se realiza en el quirófano de una clínica o un hospital y suele durar entre una y dos horas. El cirujano realizará un pequeño corte en la zona inferior del pecho, en la axila o alrededor de la areola, dependiendo de cuál de ellas sea más accesible para poder intervenir a la paciente y con el objetivo de que la cicatriz no sea visible. Una vez se haya realizado la incisión, el cirujano procederá a colocar la prótesis mamaria.

El postoperatorio de esta operación suele ser bastante rápido. Después de la intervención, lo habitual es poder llevar una vida normal después de las primeras 24 horas, utilizando un sujetador deportivo. Durante este periodo, es posible que tengas que llevar drenajes y vendajes además de seguir las indicaciones de tu médico para aliviar los dolores que puedas tener con la medicación recetada y, así, completar el tratamiento. Si acudes a un buen especialista y te preocupas por cuidar los detalles del postoperatorio, los riesgos para la salud en este tipo de operaciones son mínimos.

Por lo general, solo necesitarás estar de baja laboral durante unos días antes de tu recuperación total. Aun así, durante 2 o 3 semanas se recomienda no realizar grandes esfuerzos físicos ni levantar objetos que puedan forzar los tejidos del pecho o la cicatriz.

Existe otro tipo de mamoplastia que reduce el tamaño del pecho. Esta operación de reducción es un procedimiento mediante el que el cirujano retira el exceso de grasa, tejidos o piel de las mamas de la mujer para conseguir tener un pecho más firme y ligero. Este tipo de operaciones suelen demandarlas mujeres que sienten molestias físicas por el tamaño de sus mamas y consideran que tienen la areola o el pecho demasiado grande en proporción con su cuerpo.

La mastopexia es una intervención con la que podrás realzar y remodelar tus mamas. La caída del pecho puede ser provocada por el embarazo o el periodo de lactancia. Existen diferentes factores como la calidad de la piel, el tamaño de la glándula mamaria o la cantidad de grasa acumulada, que también intervienen directamente en el estado de tus senos. La operación consiste en extraer parte de esos tejidos para conseguir una piel más tersa.

La elevación de pecho, o mastopexia, también contempla un método con el que se realizará la operación gracias al uso de prótesis mamarias que modificarán la posición de los senos y conseguirán un resultado satisfactorio para la paciente. Se trata de una operación muy compleja por lo que se recomienda la atención de un cirujano con experiencia.


Visita nuestra página de servicios e infórmate sobre las operaciones de cirugía que ofrecemos en el centro.

Author: Dr. Martínez Gutiérrez

951 344 163