Rinoplastia: Operación, postoperatorio y factores a tener en cuenta

Rinoplastia: Operación, postoperatorio y factores a tener en cuenta

¿Qué es una rinoplastia?

La rinoplastia, o cirugía de nariz, es una intervención quirúrgica que permite modificar tamaño y forma de la nariz. Esta operación puede ser la solución definitiva para los diferentes problemas de estética y para las malformaciones que pueda tener el paciente en la nariz que le impidan respirar con facilidad.

Esta operación puede producir cambios importantes en tu rostro y te ayudará a conseguir la imagen que siempre has deseado. Te olvidarás de los complejos que hayas tenido a lo largo de los años y volverás a sentirte a gusto contigo mismo. Con la operación modificamos las estructuras cartilaginosas y óseas hasta alcanzar el resultado óptimo.

Factores a tener en cuenta antes de una rinoplastia

Antes de una operación estética, es importante que elijas un centro médico que te aporte seguridad y que cumpla con todos los requisitos necesarios para asegurar tu salud. Una vez estés en la clínica, el doctor te hará una evaluación mediante la cual podrá ofrecerte una solución exacta con el objetivo de conseguir el resultado que estabas buscando.

La rinoplastia es una operación sencilla que se realiza bajo anestesia general y que suele durar entre una y dos horas. Sin embargo, lo normal es que el paciente sea ingresado tras la operación, al menos durante 24 horas.

Existen dos tipos de cirugía para la rinoplastia: 

Rinoplastia abierta

Esta cirugía requiere realizar una incisión en la nariz, entre los orificios nasales. Este tipo de rinoplastia es más compleja que la cerrada, sin embargo permite, generalmente, obtener mejores resultados. El paciente tendrá una pequeña cicatriz aunque será casi imperceptible.

Rinoplastia cerrada:

 Se accede al interior de la nariz a partir de las fosas nasales. Esto permite que la nariz no tenga cicatrices visibles tras la operación.

Postoperatorio de una rinoplastia

El postoperatorio es una de las principales preocupaciones de las personas que deciden someterse a este tipo de operación. Durante los 3 primeros días deberás llevar un unos tapones en la nariz para controlar las hemorragias. También tendrás que llevar una cérula durante una semana para proteger la nariz. La principal molestia que sufrirás será una hinchazón en el rostro que tratarás con analgésicos y antiinflamatorios. Es importante que durante los días posteriores a la operación, no hagas grandes esfuerzos físicos o fuerces la nariz con movimientos peligrosos como sonarse, tomar el sol o rascarse.

Si estas pensando en realizarte una rinoplastia y quieres más información del proceso  y precios puedes ponerte en contacto con la clínica.

Author: Dr. Martínez Gutiérrez

951 344 163